Bruselas: Capital del turismo político

0
42

Bélgica es un país poligloto, multirracial y centro de las convenciones políticas.

Tiene dos lenguas oficiales: el francés y el neerlandés. Aunque la gran mayoría de los habitantes se comunican en francés, también hablan inglés y cada vez más español.

Bruselas, la capital, es una ciudad cosmopolita, al ser el centro de Unión Europea, albergando el Parlamento Europeo la Comisión y el Consejo Europeo. Asimismo, es sede de la OTAN y se ha convertido en árbitro entre las irreconciliables comunidades de los flamencos y de los valones.

Su 1,1 millón de habitantes conserva su ambiente provinciano, antiguos barrios populares y una rica vida cultural. Si hay algo que caracteriza a esta ciudad es su talante cosmopolita y variado, no sólo en cuanto a las gentes, sino también a sus edificios, calles y locales.

La capital de un país suele ser siempre el mejor punto de partida para conocerlo y apreciarlo. Además, por lo general la mayoría de los vuelos aterrizan en las capitales, y Bélgica no es ninguna excepción. Y por si fuera poco, lo cierto es que Bruselas es una ciudad increíble que sorprende al viajero en todos sus rincones, y le ofrece la posibilidad de vivir una experiencia cultural, social y artística de primer orden.

Para visitar

El visitante de Bruselas busca a La Grand Place por ser el lugar más famoso, animado y fotografiado de Bruselas. Con decenas de famosos edificios, constituye uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de Europa.

Manneken Pis

Con una leyenda difusa y unas dimensiones que le hacen pasar inadvertido para la mayoría de los turistas, el Manneken Pis se ha convertido en el símbolo de Bruselas.

Atomium

El Atomium es una estructura de 103 metros de altura construida para la Exposición General de primera categoría de Bruselas de 1958. Representa un cristal de hierro ampliado 165 mil millones de veces. Está formado por nueve esferas de acero de 18 metros de diámetro.

Levantado con ocasión de la Feria Mundial de 1958, celebrada en Bruselas, el Atomium se ha convertido en un auténtico símbolo de la capital de Bélgica. Realizada en acero y aluminio, el conjunto representa un cristal de hierro.

La estructura, diseñada por el arquitecto André Waterkeyn, fue planeada para permanecer seis meses; sin embargo, rápidamente se convirtió en una atracción turística.

A partir de marzo de 2004, se llevó a cabo un proceso de renovación. El Atomium abrió nuevamente, totalmente renovado, el 18 de febrero de 2006. En su interior se incluyó un elevador que lleva a la cima a una velocidad de 5 m/s.

Probablemente, el Atomium sea el símbolo de Bruselas.

Bruselas es también el lugar ideal para visitar Palacios, museos e Iglesias.

Palacio de Justicia

Cuando su construcción terminó en 1883 el Palacio de Justicia era el edificio más grande del mundo. Actualmente, sigue siendo uno de los más espectaculares.

Palacio Real

Aunque hace ya más de un siglo que los reyes no residen en él, es Palacio Real de Bruselas sigue siendo la sede de la monarquía constitucional belga. Se encuentra situado junto al parque de Bruselas.

Palacio del Cincuentenario

Con un arco del triunfo dominado por una cuadriga de bronce que recuerda a la Puerta de Brandeburgo de Berlín, el Palacio del Cincuentenario y su parque son un atractivo turístico muchas veces desconocido.

Catedral de Bruselas

Oficialmente llamada Catedral de San Miguel y Santa Gúdula, la catedral es uno de los monumentos más importantes de Bruselas.

Su construcción, en un estilo gótico, se inició a principios del siglo XIII sobre una construcción románica del Siglo XI y no se vio terminada hasta dos siglos después. Su estado de conservación es muy bueno ya que, entre 1983 y 1989, fue sometida a una importante restauración.

Basílica del Sagrado Corazón

La Basílica del Sagrado Corazón está construida en estilo Art Decó y tiene 89 metros de alto y 167 de largo, medidas que la convierten en la quinta iglesia más grande del mundo.

Notre Dame du Sablon

Construida en un estilo gótico de Bravante muy similar al de la Catedral, Notre Dame du Sablon ha sido un lugar de peregrinación desde la Edad Media.

Parque de Bruselas

También llamado Parque Real, el Parque de Bruselas no es ni tan grande como Hyde Park ni tan animado como Central Park, pero es el principal lugar de esparcimiento de los habitantes de la ciudad.

Durante la época medieval, los Duques de Brabante utilizaban la zona como terreno de caza hasta que, en el año 1770, la zona fue renovada para adquirir el aspecto que tiene hoy en día, un tranquilo parque dotado de fuentes, esculturas y paseos.

Galerías Saint Hubert

Las Galerías Saint Hubert, diseñadas en 1847, fueron las primeras galerías comerciales de Europa y, hoy en día, continúan siendo las más elegantes.

Mini Europe

Grand Place en Mini Europe y Atomium de fondo

Con más de 350 maquetas realizadas a escala 1/25, Mini Europe es una forma de conocer más de 80 ciudades europeas en apenas un par de horas.

Barrio Europeo

El Barrio Europeo de Bruselas es la sede de los principales edificios de la Unión Europea, incluido el Parlamento Europeo.

Jeanneke Pis

Jeanneke Pis es la réplica femenina del Manneken Pis. Esta niña desvergonzada es mucho menos conocida y también más moderna que el original.

Palacio de Coudenberg

Debajo de la Place Royal se encuentran los vestigios del destruido y sepultado Palacio de Coudenberg, el antiguo Palacio de Bruselas.

Para degustar

La gastronomía de Bruselas es exquisita, rica en olores y en preparación.

Los mejillones con papas fritas son el plato típico por excelencia de la cocina belga. Se sirven en raciones que van desde los 500 gramos hasta 1 kilogramo y pueden ir acompañados de diversas salsas: marinera, vino blanco, tomate o ajo son algunas de las opciones.

Otro plato solicitado es Carbonnades flamandes, que es carne estofada en cerveza belga. No tiene sabor a alcohol y, al igual que los mejillones, va acompañado de patatas fritas.

Waterzooi: Estofado de pollo o pescado con verduras. Es un plato típico de Gante.

Chicons au gratin: Endivias envueltas con jamón gratinadas con salsa de queso.

Filet Américain: Carne picada que se sirve cruda, a veces sobre una rebanada de pan tostado.

Cervezas amarillas y negras

Disfrutando de una cerveza belga

Algo más conocido que los platos belgas son sin duda sus cervezas. Bélgica es el primer productor de cerveza del mundo y se dice que los belgas beben una media de más de 100 litros al año. Algunas de las cervezas belgas más conocidas son Stella Artois, Leffe, Chimay o Duvel.

Con información y fotos de https://www.bruselas.net

También puede leer:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here