Yanjane Meneses, periodista deportiva, figura del conocimiento y la curiosidad

0
220

Por Guillermo Romero Salamanca

Con una memoria prodigiosa, poseedora de una capacidad de análisis para entregar comentarios acertados, conocedora de los temas deportivos, oportuna en preguntas para experimentados personajes, emprendedora a la hora de los nuevos temas, productora radial, periodista integral, enciclopedia atlética, ágil en el agua donde es capaz de hacer los 50 metros en 40.02 segundos, enamorada de la salsa y el rock, Yanjane Meneses es una periodista admirada y respetada por el gremio y el mundo del deporte.

El 20 de enero del 2020 labora en el VBar de Radio Caracol, el programa deportivo de mayor sintonía en las tardes de colombianas.

No se amilana a la hora de entrevistar personalidades como al campeón mundial de ciclismo Eddy Merckx, al arquero italiano Dino Zoff, a pedalistas como Primoz Roglic,  Nairo Quintana, Egan Bernal, Richard Carapaz, Winner Anacona, Julián Alaphilippe, Supermán López, a directores técnicos como José Pékerman, Reynaldo Rueda, a futbolistas retirados como Iván René Valenciano, El Pibe Valderrama, Freddy Rincón, Fabián Vargas, el “patrón” Bermúdez o a las figuras nacionales como James Rodríguez, Radamel Falcao, Rafael Santos Borré o al expresidente Pepe Mojica.

La lista de entrevistas ya es extensa, pero le queda la grata impresión de haber sacado una noticia en cada una de ellas.

Tiene, además, la responsabilidad de hacer producción para el VBar. Aunque el programa tiene su esquema, a veces, por motivos inesperados, no aparece el invitado o se cae el tema del día. Entonces, en cuestión de segundos se deben reemplazar sin que el oyente se entere o considere como una improvisación la solución.

Como en un pentagrama musical, el equipo del VBar lleva su orquestación para que segundo a segundo, la sintonía siga fija, con el radio prendido y a buen volumen.

UN ORIGEN

–Muy pocas mujeres en Colombia tienen el Yanjane como nombre.

–Si, es bien curioso. “Su origen es de la India, pero lo escucharon en Alemania, es más, mi prima mayor que vive allá también lo tiene. A mis padres les gustó y así me quedé. Nunca he pensado en cambiarlo.

–Dicen que significa “la figura del conocimiento y la curiosidad. ¿Es verdad?

–Investigando, encontré que en la India quiere decir “Princesa de la libertad”.

Para resumir, su nombre podría equivaler a lo que es en realidad Yanjane Meneses: Una princesa de la libertad, figura del conocimiento y la curiosidad.

–¿Es verdad que Santiago de Cali huele a cadmio?

–A mí me huele a caña cuando la llegada es de Palmira a Cali. Después su olor puede variar de acuerdo con la zona. Puede ser a frutas como mango, chontaduro o banano. Es una ciudad rica en frutas y bebidas frías. A eso me huele.

–¿Se podría decir que desayunaba con pandebono, jugo de níspero, onces con chontaduro, empanadas donde las Collazos y cholado para rematar?

–¡Jajaja casi! Yo tengo una mezcla con el paisa por el lado de mi papá y el tolimense por mi abuela materna; así que los desayunos eran grandes. Desde el pandebono, buñuelo, masitas, el tradicional desayuno vallecaucano con huevito, hasta un buen tamal o calentado con arepa y chocolate. Soy delgada pero buena “cuchara” como decimos por ahí jejeje”. Las empanadas y cholado, caen bien en las tardes.

–Caleño que se respete es mecatero.

–Aunque mi familia es muy dulcera, a mí no me mata el dulce.Yo prefiero las empanadas, marranitas, aborrajado, champús y cosas así. Lo único dulce: un cholado y eso porque trae fruta y de vez en cuando el cortado.

AMOR POR EL DEPORTE

Desde muy pequeña el deporte, el periodismo y la búsqueda por temas deportivos primaron en su vida. Era líder en las Canchas Panamericanas donde iba a nadar, pero también a conocer de primera mano la realidad. Fue Personera en el colegio y eso la motivó a escuchar a los demás, pero, sobre todo, a formar equipos para mejorar las condiciones estudiantiles. Le gustaba, además, la Politología y la Psicología.

–¿Fueron las tertulias interminables de los sábados en la tarde en las que hablan los caleños de fútbol los barruntos para su profesión?

–Muchas cosas. Fueron los cánticos en el Pascual Guerrero mientras entrenaba en las Galindo, fueron las tardes de fútbol en familia los domingos, fueron las necesidades de mis compañeros de Natación para participar en las competiciones y no tener uniformes completos o adecuados, fueron las injusticias que me animaron a denunciar.

EN EL CAMINO DE LOS MEDIOS

–¿Qué ejercicios hizo para poseer tan buena memoria?

–En realidad me encantaría tener una mejor memoria jejeje, pero desde niña tuve problemas de concentración, así que practicar la regla mnemotécnica, me sirvió mucho. Hoy día la aplico. La repetición en mí, es la clave.

Si le preguntaran que cuáles han sido los deportistas que más ha admirado, de seguro diría que “muchos”, porque “somos un país privilegiado con nuestros deportistas”, pero hay dos especiales por su carrera y superación ante las adversidades: Radamel Falcao García y Nairo Quintana. “Aunque mi ídolo de niña, siempre fue el Pibe Valderrama”, exclama.

–¿Cómo fue su primera entrevista y para qué medio?

–De trabajo, para RCN Antena 2 Cali. Pero sí hablamos de mí, fue para el periódico El País de Cali, para la revista Q’hubo. Me la hizo una periodista que hoy se encuentra en Australia, Natalia. Ella fue a casa con su grabadora, tuvimos una conversación amena, me hizo unas fotos y hoy día mi mamá guarda como reliquia esa publicación jejeje. Una de las fotos más lindas, fue con mi colección de libros de Diana Uribe. ¡La historia me encanta!

–¿Es machista el Periodismo Deportivo?

–El día que ya no se haga más esta pregunta, dejará de existir. Por el momento, es una realidad que cada día más hombres han ido eliminando de su contexto.

–¿Cuáles fueron las reacciones de los deportistas cuando iba a entrevistarlos en los campos de entrenamiento?

–Siempre he sido firme y respetuosa a la hora de hablar y más con los hombres, así que nunca sentí rechazo en los entrenamientos o zonas mixtas. Hoy día todo ha cambiado y ya no es el contacto exclusivo jugador-periodista, así que con los filtros se hace más complicado llegar a todos los jugadores –hablando de fútbol–. En las otras disciplinas son más accesibles. Pero en general, bien, son respetuosos.

–¿Cuál fue la reacción en su casa cuando comentó que sería periodista deportiva?

–En principio les extrañó porque en casa nadie se había inclinado por esta profesión. Mi mamá quería que me enfocara en alguna Ingeniería y mi papá siempre nos apoyó en lo que queríamos, pero asumiendo las responsabilidades. Al final, ambos comprendieron y nos apoyaron a mis hermanos y a mí en nuestros gustos, habilidades y vocación.

–Ya son unos diez años de ejercicio profesional… ¿qué ha cambiado de ese momento a hoy?

–La madurez, la suma de experiencias que no tienen precio, cierto reconocimiento de los seguidores que te apoyan y corrigen en el proceso; la prudencia, las fuentes, el aspecto físico, pese a no tener ninguna cirugía estética, pero con la misma pasión de seguir creciendo, aprender, atendiendo recomendaciones y con muchos sueños por cumplir.

EN EL PERIODISMO INTERNACIONAL

–Fue invitada al panel de ESPN. ¿Cuál es su balance de su experiencia allí?

–Maravilloso. Cuando se tienen experiencias como estas, sumas para bien. Para uno, para la empresa dónde estás, en el presente y para un futuro. Aprendí de grandes profesionales que nunca se debe dejar al ser humano de lado y que siempre se debe trabajar en equipo. Que por más errores que existan, siempre hay un nuevo show para hacerlo mejor. Qué todo toma su tiempo hasta para los más experimentados. Realmente un balance positivo y enriquecedor.

–Estuvo también al lado del experimentado y popular Mario Sabato y de Víctor Hugo Peña. ¿Qué aprendió de ellos?

Agilidad, precisión en los tiempos, vocabulario, tono alegre en las transmisiones, leer mucho, ver muchas carreras, actualizarse con los ciclistas, respetar a los televidentes que saben y, además, bastante). ¡Aprendí un montón y lo más importante, disfruté cada carrera!

–Una sorpresa para los colombianos escucharla en el VBar.

— “Yo estaba recuperándome de una cirugía médica. Renuncié a ESPN por motivos personales y regresé a Colombia”. Estaba con un proyecto, pero me llamó Diego Rueda y me habló del VBar. En principio quería formar un equipo con Julián Capera, pero a él le salió otro trabajo. Me pareció interesante volver a la radio. Me ayudaba a mi recuperación porque no podía utilizar zapatos altos por mi operación para las salidas en televisión. Comencé el 20 de enero del 2020 y ha sido una experiencia bien bonita.

–¿Creyó en que un programa deportivo tuviera éxito a esas horas de la tarde?

–Sí, claro. Ya en Argentina tenía el eco de lo que era el Vbar, recibía referencias de lo que estaban haciendo, los seguía en redes sociales, escuchaba algunas entrevistas, me gustaba la dinámica del programa y bueno llegué también para aportar.  

–¿Cuáles son los secretos de la producción del VBar?

–Pues más que secretos, son la disciplina y la constancia que se deben tener a diario. Durante las dos horas debemos estar pendientes de todo lo que sucede. No hay un libreto, pero hay un esquema que seguimos a la línea, pero el trabajo en equipo podría ser la clave.

–¿Ha servido el VAR?

–Muchísimo. Es un aporte audiovisual vital a la hora de las decisiones. Considero que falta capacitación, habrá que esperar, tan solo lleva 4 años de funcionamiento y el fútbol, como tal, más de 100 años.

ENTRE LA SALSA Y EL ROCK

–Cuando no habla de temas deportivos, ¿de qué habla?

–Yo hablo de todo, eso sí, ni de vallenatos ni de rancheras porque de esos temas si no se nada. Pero me encanta charlar de gastronomía, vinos, museos, de vez en cuando de política, con gente muy cercana o de espiritualidad. El nutrirse con cosas nuevas ayuda mucho. Estudio, leo de todo. Soy una periodista integral. Cuando debo hablar de Economía, Salud, Educación, Política debo hacerlo con propiedad.  

–¿Netamente salsera?

–Soy una combinación entre salsa y rock anglo. Me identifico con Andrés Caicedo que en su libro “Viva la música” nos mostraba como algo underground de dos géneros: salsa y rock. Pero me encanta la música del Pacífico, el blus, el jazz y si estoy en una fiesta, me hago al ambiente.

–¿Qué chuleta valluna extraña?

–La que preparaba mi abuela, quien falleció el año pasado. Nadie la ha preparado como ella.

POR EL CAMINO A LA DIRECCIÓN DEPORTIVA

–Usted ha sido una luchadora por el deporte en el Valle del Cauca y en especial el de Santiago de Cali. ¿Cómo recuperar ese título de Capital Deportiva de Colombia?

Toca hacer gestión desde el turismo, hacer marketing, no permitir que se caigan los escenarios deportivos, organizar eventos de gran nivel internacional, estar pendiente de las divisiones inferiores en fútbol, pero estar pendiente de la capacidad de miles de jugadores en baloncesto, voleibol, patinaje y natación. Pero también estructurar la parte administrativa y dar claridad a los recursos económicos.

–¿Se le mediría a un Ministerio del Deporte?

–Uff. Eso es mucha responsabilidad y habría que prepararse muy bien. Me gustaría. Desde niña he estado en el deporte, pero me preocupa la parte administrativa que hay que estudiarla bien. Vigilar muy bien los presupuestos. Hay gente que quiere sacar ventaja de todo. Como pasó hace unos días que enviaron una plata para la Liga Femenina y después dijeron que no había llegado completa. Eso no puede suceder. Eso está mal hecho.

–¿Qué es lo primero que le viene a la cabeza cuando oye la palabra Covid-19?

–Desde luego que en la muerte. Pero de tanto escucharla he ido interiorizando otra palabra: oportunidad. Tengo muchos casos de personas que han sufrido la enfermedad y han salido adelante. El Covid-19 es una oportunidad para mejorar. Esta pandemia permite sacar lo mejor de cada persona, ha sido útil para optimizar los hábitos de salubridad y para seguir superándonos como sociedad.

–¿Es muy curiosa?

–Jajajajajaja. Toda la vida. La curiosidad ayuda al conocimiento.

También puede leer:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here