Según PMI Davivienda, los industriales colombianos comenzaron el 2020 a toda máquina

0
72

Para Andrés Langebaek Rueda, Director Ejecutivo de Estudios económicos, Grupo Bolívar, de Davivienda, “los indicadores del Davivienda PMI muestran que el año empezó con bastante optimismo”.

La recuperación del sector manufacturero de Colombia parece venir de la mano de la recuperación de la manufactura a nivel mundial según se analiza,

como resultado de los acuerdos entre Estados Unidos y China a finales de 2019 y la mayor parte de las monedas de los países emergentes se ha revaluado.

“El caso de Colombia no es la excepción por lo que en enero –y a pesar de los temores por los efectos de brote de coronavirus en China- observamos niveles de tasa de cambio inferiores al máximo histórico alcanzado al finalizar noviembre. Esta moderación ha tenido un impacto sobre los costos de los insumos que es bastante visible en los resultados de la encuesta de enero. El crecimiento de los precios de los insumos se redujo a su nivel más bajo desde marzo del año pasado. Consideramos que este es un hecho positivo que contribuye al mayor optimismo entre los industriales”, explicó el estudioso del mercado económico.

EL INFORME DEL PMI

El sector industrial colombiano avanzó con decisión en enero, después de perder algo de impulso al final de 2019. Así, los sólidos flujos entrantes de nuevos trabajos animaron a las empresas a incrementar la producción, las contrataciones y el volumen de compras. Con la excepción de los índices de precios, el resto de los indicadores de la encuesta subieron desde diciembre.

El Índice de Gestión de Compras (PMI™) del sector industrial colombiano de Davivienda subió desde los 52,4 hasta los 53,4 puntos en enero y experimentó la mayor mejoría en la salud del sector en un año y medio. De hecho, la más reciente lectura superó ampliamente el promedio a largo plazo.

En este sentido, el sólido crecimiento de las ventas imprimió impulso al desempeño general del sector. Además, los nuevos trabajos entrantes crecieron al ritmo más rápido desde agosto de 2018 y varias empresas destacaron al respecto la aprobación de proyectos pendientes, la mejoría de las condiciones de la economía en general, la mejora en la demanda y el lanzamiento exitoso de nuevas líneas de producto.

En respuesta a ello, la producción industrial aumentó en mayor medida. La dinámica de crecimiento fue la más pronunciada en 17 meses y mucho más sólida que el promedio calculado a lo largo de los casi nueve años de historia de la encuesta.

Un balance positivo hace el PMI de enero 2020 sobre la economía del país.

CONTRATACIÓN DE PERSONAL

En este contexto, los industriales colombianos volvieron a contratar personal adicional en enero para responder al incremento de la carga de trabajo. Así, el empleo creció por séptimo mes consecutivo al ritmo más rápido en año y medio, solo igualado en otro periodo de encuesta.

Otro factor que respaldó la creación de puestos de trabajo fue el optimismo en torno a la producción a 12 meses. La confianza empresarial se fortaleció hasta alcanzar su nivel más alto desde el pasado mes de julio. Así, se espera que el crecimiento de la producción cuente con el respaldo de las inversiones, las campañas publicitarias, las oportunidades de exportación y las excelentes condiciones de la demanda.

LOS GASTOS DE LAS EMPRESAS

En enero, los industriales colombianos se mostraron predispuestos a incrementar su gasto. De hecho, las empresas compraron materias primas y productos intermedios adicionales, y lo hicieron al ritmo más rápido desde agosto de 2018, lo que se tradujo en un aumento adicional de las existencias de insumos al inicio de 2020.

Esta acumulación fue la tercera mensual consecutiva y más rápida que la registrada en diciembre. En otro frente, las existencias de productos finales también avanzaron a un ritmo moderado en enero.

Además, la sólida demanda ejerció presión sobre la capacidad de los industriales y sus proveedores. Las fábricas registraron    la expansión más rápida de los negocios pendientes desde que arrancó la encuesta en abril de 2011. De forma simultánea, el tiempo de entrega de los materiales comprados a los proveedores también se amplió marcadamente.

SUBIERON LOS INSUMOS

Por su parte, los costos de los insumos volvieron a subir en enero, si bien en menor medida. La tasa de inflación se moderó hasta el nivel más lento en diez meses y permaneció por debajo del promedio a largo plazo. Los comentarios informales recabados sugirieron que la bajada de los precios del plástico, los textiles y los alimentos compensaron el repunte de los costos derivado de la fortaleza del dólar estadounidense.

De forma similar, los precios de fábrica avanzaron a un ritmo más lento. La tasa de inflación fue moderada en términos generales y la más débil desde el pasado mes de abril, ya que algunas empresas optaron por no incrementar sus precios animadas por la relajación de las presiones de sus costos. (GRS).

También puede leer:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here