Desde Canadá hasta Argentina 60 años al ritmo de La Sonora Dinamita

0
67

Por Guillermo Romero Salamanca

A don Antonio “Toño” Fuentes, primer gran empresario de la discografía en Colombia, le encantaba ponerles nombres explosivos a sus productos. Se recuerda, por ejemplo “Los 14 cañonazos bailables” y cuando conoció al maestro Luis Guillermo Pérez Cedrón, determinó organizar una orquesta que se llamara como “La Sonora Dinamita”.

Luis Guillermo Pérez determinó cambiarse el nombre por el de Lucho Argaín, con el cual hizo sus primeras grabaciones como solista.

Aunque don Antonio Fuentes conoció a Lucho en 1956, sólo cristalizaron la idea cuatro años más tarde cuando grabaron sus primeros temas en los recién instalados y modernos estudios de la época en Medellín. De inmediato fueron escuchados en México, donde se enamoraron del ritmo y de sus canciones.

Lo cierto es que el primer nombre que sugirieron fue el de La Sonora Buscapié, pero don Toño determinó que era más armonioso el de La Sonora Dinamita. El grupo inicial estuvo integrado, por Lalo Orozco en el piano, Clodomiro Montes en la batería, Saúl Torres y Ángel Mattos en las trompetas, Pedro Laza en el bajo, Guillermo Martínez en la guitarra, Gil Cantillo en el tres, Poli y «Mono» Martínez en los coros y Enrique Bonfante en las congas. Las primeras voces se hicieron con Lucho Argaín y El Chamaco.

Era la época en la que se grababa con la orquesta completa y cualquier error de los músicos, hacía que todo el proceso se repitiera, aunque muchas veces don Antonio decía: “¡Déjenla así que eso es lo que va a gustar!”.

Con las primeras grabaciones como “Yo la vi” y “Mayén Rayé” se dieron a conocer en las emisoras.

Con su álbum “De Dinamita”, dos años más tarde, se destacaron temas como “Cola y hocico”, Cumbia barulera”, “Para que bailes”, “Ritmo de tambo” y “Yo por ti”. En 1963 publicaron Fiesta en el Caribe, del cual impusieron los temas Es un tiro, La negra Miguelina, La tienes tú y La vieron llorar.

Primera desintegración

La Sonora Dinamita se desintegró rápidamente, dos años después.

En México, la compañía Discos Peerless realizó un convenio con Discos Fuentes para iniciar su distribución a mediados de los años 60, el éxito fue inmediato entre los mexicanos, por lo que años más tarde la compañía presentó un LP para el mercado mexicano con éxitos de la agrupación colombiana.

Segunda formación y consolidación

En 1977, Discos Fuentes buscó a Lucho Argaín para reactivar las grabaciones de la Sonora Dinamita. En su segunda etapa presentaron su cuarta producción musical titulada La Explosiva y volvieron a reactivar su audiencia con éxitos como Del montón, Maicito a otro pollo, Guitarra amiga, Ave de paso, Negro maluco y Ja ja venao.

Su quinto LP, El meneíto (1978), incluyó Se me perdió la cadenita, un rotundo éxito y con el cual su presencia en el mercado mexicano fue arrolladora. Esta obra también le permitió a La Sonora Dinamita ubicarse por primera vez en el famoso variado musical, 14 Cañonazos Bailables. Esta canción aparece también en el videojuego “Grand Theft Auto V”, en una de las emisoras.

El 1º de junio de 1979, actuaron en el salón Los Ángeles de Ciudad de México. Ésta fue su primera salida internacional. La agrupación había dejado grabado su sexto larga duración. Le siguieron múltiples presentaciones en toda América y lograron conquistar el mercado europeo. Por ejemplo, en 1989 realizaron su primera gira por Europa, y en 1991, en Nueva York, se presentaron por primera vez en el Madison Square Garden.

“Yo fui promotor de La Sonora Dinamita en los años ochenta y los éxitos tanto en Colombia como en el exterior fueron muy significativos. Temas como Maruja, Las velas encendidas, El lagunero, Feliciana, Cumbia de la cadenita, Cumbia del espejo, Cumbia barulera, Del montón, La cumbia del sida, Virgen de la candelaria, Pilar, De nuevo el tao tao, entre otros, eran solicitados en todas partes. Fue una década de grandes producciones”, comenta ahora Hernán Darío Usquiano.

“Gracias al éxito de las interpretaciones de La Sonora Dinamita, decenas de compositores de nuestra sociedad han sacado a flote su talento y reciben sus regalías por esos trabajos”, comentó César Ahumada, gerente de Sayco.

Las visitas en YouTube de La Sonora Dinamita suman varios centenares de millones de visitas.

Don Antonio Fuentes

Discos de Platino y distinciones

Entre sus primeras distinciones se encuentra el Disco de Platino, por las ventas de El africano en 1988, que le otorgaron los empresarios en México. En 1989 de nuevo recibió el Disco de Platino en dicho país, y en 1990, fueron declarados ciudadanos honorarios de Dallas, Estados Unidos.

En 1992 tuvieron éxitos resonantes y por ello fueron invitados de honor en los más destacados programas televisivos de América Latina, como Sábado Gigante, Siempre en domingo y El show de Verónica Castro.

Con los álbumes musicales que le siguieron continuaron cosechando éxitos, siempre vigentes y al día como cuando se impusieron de moda ritmos como el techno-merengue, la cumbia-rap, la punta y La Lambada. Por ejemplo, en su producción de 1992 publicó un tema como Caldo de camarón que utilizó el rap como gancho publicitario para conquistar las juventudes, sin perder el gusto por la cumbia.

Sus recientes producciones

Publicaron A mover el cu (2003), un álbum grabado para Discos Fuentes en los estudios JGS de Monterrey, Nuevo León, México. De este trabajo se impuso el tema que le dio nombre a la producción, la misma que contó con los arreglos musicales de Eddy Guerra. Luego presentaron Cumbia universal (2005). En 2013, en reconocimiento a sus 50 años de trabajo artístico, la compañía programó un álbum digital doble con los éxitos más impactantes de su trayectoria musical. En el 2014 volvió a ser noticia gracias a la publicación de los sencillos Mi movimiento que se publicó en el álbum digital Salsa, champeta y tropical, fiesta latina, y, Corazón mentiroso, que logró posicionarse como uno de los hits para 14 Cañonazos Bailables vol. 54.

En la actualidad

“En este año tan atípico, La Sonora Dinamita presentó, con la voz de Nando Malo ‒barranquillero que ha desarrollado una actividad musical intensa en el género tropical‒, “El coronavirus” tema que, además de divertido, entregó un claro mensaje de prevención… #quédate en casa.

Muchos de los artistas que han pasado por La Sonora Dinamita, hoy son nombres consagrados en el mundo artístico. Después del fallecimiento de Lucho Argaín, la agrupación lidió con un problema de derecho sobre el nombre original, pues comenzaron a aparecer diversas agrupaciones llamadas Sonora Dinamita, por lo que la compañía disquera eligió distintos representantes en el mundo para que en su nombre actuaran en beneficio de su marca.

Con datos de Wikipedia.

También puede leer:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here