D’ALDO ROMANO: EL LÍRICO ROMÁNTICO DE COLOMBIA

0
396
Facebook.

Por Édgard Hozzman

En Colombia no fueron conscientes de la proyección e importancia un colombiano que a muy temprana edad partió a La Unión americana en busca de un sueño que hizo realidad, D’aldo Romano, quien se naturalizo y sirvió en las Fuerzas Armadas de Los Estados Unidos y comenzó un recorrido en el que superó escollos y dificultades que lo motivaron en pro de su objetivo: la superación y el éxito.

Los logros obtenidos por D’aldo Romano en los decenios de los sesenta y setenta y ochenta a nivel internacional no fueron tenidos en cuenta por los medios nacionales. Eran años de un periodismo ortodoxo, para el que movimiento artístico se reducía a Hollywood y el eco que tenía el pop británico.

D’aldo es un artista estructurado e integral  estudio actuación en la Academia de Andrés Soler en México donde actuó en varias películas al lado de Ana Luisa Pelufo y Flor Silvestre. En Argentina, Colombia y EE. UU, estudió canto clásico, género que descubrió gracias a su padre, el cantante lírico Luis Alfonso Cuéllar, quien lo guió y estructuró en sus comienzos.

Como cantante actuó de costa a costa en La Unión Americana, Miami, San Francisco, Los Ángeles, Boston, New York y Las Vegas. También actuó en Australia, Europa y Japón.

En 1965 fue invitado al más importante Show de Los Estados Unidos, el de Ed Sullivan, en el 66 fue invitado al Show de Pat Boone.

Cuando Dick Asher, ejecutivo de Discos CBS lo quiso contratar como artista, declinó el ofrecimiento, por considerar que su ciclo como cantante había terminado.

Al Sr. Asher le impresionó gratamente el conocimiento que Romano tenía del show bussines y el cambio generacional que se estaba operando en el negocio de la música, por lo que no dudó en contratarlo para que estuviera al frente de LAO. Latín América Opertion desde proyecto el talento iberoamericano.

Cuando el frío y silencio otoñal está tocando su alma D’Aldo busca más cercanía a la filosofía y la huella de su tiempo a entender que a la razón le es indiferente el pasado y el futuro.

–Barranquilla y Bogotá se pelean su cuna, realmente, ¿dónde nació?

–Mi madre nació en Montería, mi padre se crio en Barranquilla cuna de la primera aerolínea comercial en América, La Scadta” de la que fue piloto. Nací en Barranquilla, me encanta la calidez del litoral Atlántico y me identifico con la idiosincrasia caribe, pero tengo un toque rolo por haber vivido anos inolvidables la Atenas sur americana.

–¿Cómo recuerda a la Bogotá de su adolescencia?

–Mi familia se radicó en Bogotá cuando cumplí los 8 años, a los 10 viajamos a Buenos Aires donde vivimos dos años, regresamos a Bogotá donde continúe mis estudios en Colegio León XIII como interno. Son inolvidables mis periplos por las bellas poblaciones sabaneras en compañía de mis padres, mis tertulias en el Salón de té Monte Blanco, donde nacieron mis primeros afanes románticos de fidelidad e infidelidad, mis caminatas por la carrera séptima, mis escapadas a jugar billar donde Mario Críales y los bolos de la Jiménez, fueron años en los que hice el curso de calle los que me dieron experiencia y fortalecieron mi  carácter y personalidad.

–¿En qué año se radicó en Los EE. UU.?

–Viajé a Los EE. UU. En 1961 vía Miami, New York y finalmente California, donde preste mi servicio militar y conocí a Ilva Taud, quien fue mi mundo, mi todo, la madre de mis hijos, fui feliz por ella y por su amor.

–¿Qué buscaba de los Estados Unidos?

–Lo que busca todo inmigrante: oportunidades, en mi caso estructurarme musicalmente en la escuela clásica y proyectar mis ilusiones.

–¿Cuándo descubrió su vocación artística?

–Escuchando cantar a mi padre, el capitán Cuellar. El descubrió su vocación por El bel canto, tarde, por lo que dejó su profesión de piloto comercial para dedicarse de lleno a la ópera. Fue un gran tenor, su vocación, voluntad y tenacidad le abrieron las puertas del teatro Marconi en Buenos Aires con Caballería Rusticana y Lucia di Lammermoor. No dudé en emularlo.

–¿Quién lo bautizó como D’aldo Romano?

–“El nombre y apellido da identidad e influye en el destino del hombre. Grandes personalidades lo han cambiado, Moliere, Voltaire, Lord Byron, entre muchos más”. En mi caso mi apellido, Cuellar, no tenía la recordación y la sonoridad que se necesita en el mercado al que estaba proyectando mi carrera artística, el anglo. Por mi origen paterno tengo algo de italiano romano. Aldo Delgado, fue un gran amigo de mi padre y la familia, por lo que no dude en tomar su nombre, al que más tarde le agregue la D y una comilla para diferenciarlo de Aldo Romano, un excelente percusionista italiano.

–¿Cómo recuerda la Buenos Aires de su niñez?

–Como una bella e inolvidable ciudad con una gran influencia, arquitectónica y cultural europea. Allí vi por primera vez televisión, inicié mi bachillerato y comencé a vestir pantalón largo, además entre en contacto con la música clásica y el Tango.

–Doña Alma Pineda su madre, poetisa, ¿qué le aportó a su vocación artística?

–Mi madre me enseno a ser consiente del poder de la palabra y la riqueza del lenguaje, ella fue una mujer valiente, emprendedora excelente maestra y mejor madre.

–¿Quién lo apoyó, creyó y promocionó en el inicio de su actividad artística?

–En California, Charles O’Curran coreógrafo y esposo de la popular y exitosa cantante Country, Patty Page. Un hombre con una visión aguda para seleccionar repertorio y la puesta en escena.

–¿Qué recuerda de la California donde dio sus primeros pasos artísticos?

–La suerte me sonrió llevándome a  California. Es una larga historia la que me compromete con este bello Estado es uno de los más privilegiados de los EE. UU. Su, clima, la generosidad de su tierra, su producción agrícola, su vino, su gente todo es espectacular. Allá se dan cita el talento, la vocación, las ilusiones y la inspiración es la “Meca del Cine” y del “Show Business”, fue el clima propicio para proyectarme y vivir un sueño que hice realidad.

–¿Con qué cantantes alternó?

–En el mercado anglo se acostumbra que el cantante alterne con un comediante. El artista de mayor cartel lleva el protagonismo en la marquesina. Dentro del circuito que trabajaba actuaban Sammy Davis Jr., Sinatra, Al Martino, Sergio Franchi, Donna Theodor, Katharine Grayson, Jack Jones y otros.

–¿En qué año grabó su primer disco?

–Mi primer sencillo lo grabe para Warner Brothers. Cara A, un tema de Mann/Weil, Angélica, en la cara B “I’ll set my love to music” Tema de la banda sonora de la película “Mondo Cane 2”. El productor, Dick Glasser – Arreglos de Ernie Freeman. Mi primer trabajo discográfico fue reseñado en la revista CashBox como el nuevo descubrimiento de la semana.

–¿Por qué cantante y no poeta, piloto o escritor?

–Cantante y poeta soy por herencia. Las poesías y las canciones de mi autoría son mis hijos. Las he escrito no para publicarlas, las he concebido en momentos especiales donde la inspiración ha sido propicia. Descansan en el baúl de los recuerdos como tesoros personales. Piloto no pude ser por un problema del oído; me mareaba conduciendo la bicicleta; hoy por suerte  ya superé este problema.

–¿Cómo recuerda al Capitán Cuellar pionero de nuestra aviación comercial?

–Lo recuerdo como un caballero audaz. Sus colegas le llamaban el “loco Cuellar”, era diferente, individualista: temario, osado. Un señor en toda la extensión de la palabra, mi héroe, mi padre.

–¿A qué edad se casó? ¿Cuántos matrimonios?

–Enviudé de mi primer matrimonio a los 22 años; mi esposa era mejicana, murió en un accidente automovilístico en Méjico. Con mi segunda esposa Ilva Tarud tuve una relación de 38 años; infortunadamente contrajo una enfermedad fatal “ALS” que la aniquiló en dos años, fue desgarrador para la familia.

Desde la muerte de mis esposa e contraído matrimonio dos veces para un total de cuatro matrimonios.

–¿Cómo recuerda sus tours marítimos?

–Solo hice un tour marítimo por las islas griegas; la verdad es que prefiero tierra firme.

La imagen puede contener: 1 persona
El productor discográfico habla desde Miami, en una entrevista con Édgard Hozzman. Foto Facebook.

–¿Cómo llegó a Discos CBS?

–La vida te da y te quita. En los años 70 me detectaron un tumor frío en la tiroides. Después de la operación note que había perdido las notas altas y mi seguridad en el escenario superado con el pasar del tiempo.

En una presentación en el Hotel Aruba Caribian conocí a Dick Asher y otros altos ejecutivos de CBS. Por ese entonces en el show business se estaba operando un cambio, las estrellas del Rock y Pop comenzaron a actuar en grandes escenarios, estadios y coliseos, lo que influyó en los centros nocturnos, los que comenzaron a decaer en EE.UU. Por lo que me tocó buscar nuevos escenarios, los que me mantenían alejado de casa por largos períodos. Esto se lo comenté a Dick Asher quien me incluyó en el nuevo proyecto de Discos CBS, una oficina en Miami para supervisar las operaciones de CBS en América Latina, su única condición que hiciera un año de inducción en CBS Colombia.

–¿Cómo capoteó las intrigas de CBS Colombia?

–“Cuando más cerca está la meta mayor son las dificultades”. Era inexperto en los protocolos de una corporación y algunos ejecutivos pudieron sentir celos y envidias. Las dificultades son una gran razón para continuar en pro de nuestros objetivos, la envidia es estéril, la perseverancia es fecunda.

–¿Su gran acierto como ejecutivo discográfico?

–Me integré, escuche a  los ejecutivos de las diferentes subsidiarias, trabajé en equipo con ellos, me dediqué al desarrollo y proyección de sus objetivos en toda Latino América, El Caribe y EEUU apoyando y desarrollando artistas más integrales, profesionales y conscientes de su vocación, retos  y la oportunidad que les daba Discos CBS.

–¿Un Cantante que haya lanzado?

–Apoyé a nuestras subsidiarias y licenciadas. Directamente no lancé ningún cantante, pero no dudé en promocionar a los artistas que tenían  éxitos en nuestras subsidiarias y licenciadas, para proyectarlos internacionalmente, Julio Iglesias, Pimpinela, Daniel Magal, Cuarteto Imperial, Roberto Carlos, Djavan, Rafaella Carra, María marta Serra Lima, y otros, directamente participé en la firma de José Luis Rodríguez, “El Puma”, Miami Sound Machine, Chayanne, Gloria Stefan, entre muchos más.

–¿Por qué le gustaba y recomendaba tanto la canción “Embrujo”?

–Es un tema muy comercial, prueba de esto son la cantidad de versiones que se han hecho de esta canción la más reciente la de Cepeda.

–¿Cómo conoció a la bella e inolvidable Ilva?

–La conocí en Los Ángeles California, estaba en el ejército americano y una visita a mi casa, mi hermana Gloria nos presentó. Fue una cita ciega, la que fue suficiente para quedar totalmente flechado.

–¿Ilva, es tía, prima de cuantas reinas colombianas?

–Ella es prima de dos Miss Colombia: Valerie Domínguez y Adriana Tarud.

–¿Volvería a vivir en Colombia?

–Después de tanto tiempo viviendo en el exterior es difícil que me adapte nuevamente a una  Colombia muy diferente a la que deje la que  es latente  en mis recuerdos. Aunque nunca se puede decir no, de pronto en el otoño de mi existencia podría regresar y vivir en la costa Atlántica, la Zona cafetera o Medellín.

–¿Cómo recuerda a Fernando Plaza?

–Lo recuerdo como un buen amigo. Profesional, que se destacó por apoyar y descubrir talentos colombianos a los ayudó y proyectó internacionalmente.

–¿Qué ha pasado con la Fundación Ilva Romano?

–La fundación Ilva Romano sigue organizando actividades para recaudar fondos para combatir esa terrible enfermedad que es el ALS. La fundación la administra la Universidad de Miami ALS Center.

–¿Qué quiere usted hacer ahora para ayudar a otras personas?

–Tengo una empresa de consultoría, desarrollo artístico y apoyo a varias organizaciones altruistas sin ánimo de lucro.

–¿De dónde ha surgido ese plan altruista?

–El servicio es parte de nuestro desarrollo personal. La vida ha sido muy generosa conmigo. Mi madre me decía: “Hay que ser agradecidos y dar tanto y más de lo que  hemos recibido”.

La imagen puede contener: 1 persona
“Extraño de Colombia sus paisajes, su gente y su música”. Foto tomada de Facebook.

–¿Cree que habrá paz en Colombia?

–La paz debería ser un objetivo del ser humano, sin embargo, la historia del hombre esta animada por guerras, inútiles. Colombia ha sufrido por muchos años el flagelo de una guerra fratricida sin razón, Colombia está en deuda con la paz.

–¿Cree en los programas de lanzamientos de voces en televisión?

En los EE. UU. El disfrute, no he visto los programas hispanos. Estos programas son un buen semillero, de allí han salido grandes estrellas en USA.

Decía un estudioso que la música será uno de los géneros que desaparecerá como lo hicieron el teléfono, el periódico y el acetato, ¿también cree que se acabará la música?

La música nunca se acabará. Es parte de la vida a la que anima, es naturaleza. Hay música en las cascadas, en las caricias del viento, en los trinos de las aves, que con sus sublimes notas le dan vida a la poesía del silencio.

El negocio de la música es otra cosa, este ha cambiado y continuará evolucionando, lo que beneficiará a autores, productores con cuotas que serán repartida pro-rata a los derechos de autor y los derechos de reproducción y difusión. Hoy, la tecnología (Internet) las empresas de Streaming lo están haciendo. Mi existencia la he vivido con el sentimiento de la música y la poesía.

–¿Qué opina del reggaetón? ¿Eso es música?

–El reggaetón pertenece al género bailable.  Por lo general la música bailable se apoya en el ritmo, sus textos son simples y vanos. Lo mismo pasa con el merengue, la salsa y otros géneros tropicales. Hay que aceptar esta locura en ella está su éxito.

–¿Qué extraña de Colombia?

–Extraño sus paisajes, la riqueza y generosidad de su naturaleza, a los amigos entrañables y la familia. Me falta tiempo para recordar los momentos felices vividos, anos que están en la eternidad de mi memoria, estos me fascinan.

–¿Qué le duele de nuestro país?

–La falta de compromiso con Colombia de la clase política y sus dirigentes.  La corruptela, la injusticia.

–¿Cuáles serían las cinco canciones de su vida?

American Pie – Mac Arthur Par – Al Di La – I pescatori di Perle- Granada

–¿Por qué ha llorado últimamente?

–A medida que pasan los años me he vuelto más sentimental, lloro con facilidad. La empatía y la bondad del ser humano con sus semejantes me enternecen.

–¿Cuándo cantó recientemente?

–Lo hago todos los días; llevo la música dentro de mí, mi arte es la dimensión inspiradora en la que proyecto mi espíritu. Hace unas semanas cante en una fiesta privada para la comunidad latina de Miami.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here