Capacitación vs Coaching

0
156
  • Manejo efectivo del tiempo, aumento de la productividad y la mejora del clima laboral son tres de las principales razones que llevan a las compañías a abrir espacios de trabajo con sus equipos.
  • Según The International Personnel Management Association, la capacitación por sí sola puede mejorar el desempeño en un 22%, pero la formación acompañada de un proceso de Coaching mejora el desempeño en un 88%.
  • Según el estudio “Revolución de Habilidades 4.0” de ManpowerGroup, la escasez de talento está en su nivel más alto de los últimos 12 años. Las empresas ya no pueden esperar a encontrar el talento requerido por lo cual, el 66% de las organizaciones planea mejorar las habilidades de su gente.
  • Ante la automatización con robots, globalmente se prevé un crecimiento de vacantes en las áreas de servicio al cliente, ingenierías y gerencias, que requieren habilidades blandas como la comunicación de alto impacto, capacidad de negociación, liderazgo, empatía y flexibilidad.

En esta época empresarial de análisis del primer bimestre del año o de los dividendos del año anterior, las compañías buscan opciones para mejorar dos aspectos, los resultados de la organización y la optimización del talento humano.

Lo que es inevitable en ese proceso es tomar decisiones buscando resultados positivos para las compañías. En ese contexto, cientos de directivos y de líderes se debaten entre elegir un proceso de coaching o una capacitación enfocadas en cumplir las metas que tienen para 2019. Ambos son buenos caminos, pero tienen diferencias.

“La capacitación enseña a los colaboradores sobre un tema determinado con el fin de que desarrollen sus habilidades y conocimientos para ejecutar su trabajo de forma efectiva mientras que un proceso de coaching aumenta el nivel de consciencia de cada colaborador permitiéndole ver que su desempeño tiene un impacto en todo el equipo por lo cual mejora las habilidades interpersonales, permite  cambios profundos y desarrolla nuevas miradas para ver con nuevos ojos su trabajo conectado con los valores y las creencias de la organización”, explica Constanza Triana, directora y fundadora de Vera Ikona, firma de consultoría experta en elevar resultados de equipos.

Situaciones como lograr un manejo efectivo del tiempo, aumentar la productividad y mejorar el clima laboral son las tres causas más usuales para recurrir a estos servicios. Sea cual sea la metodología elegida es vital que estén a cargo de profesionales certificados, ya sea en coaching o en capacitación de manera que quede clara cuál será la metodología y que se cumplan los objetivos trazados.

El mundo laboral es de resultados

En el plano profesional tener buenas intenciones no es suficiente. A la hora de entregar informes, si las cifras y los reportes marcan debajo de lo planeado hay que hacer ajustes. Ese es el escenario usual que lleva a las empresas a invertir en el talento humano.

Una de las ventajas del coaching es que se enfoca más en las soluciones que en el problema, por lo cual, logra resultados profundos al ver los errores y fallas como un aprendizaje valioso dentro del proceso empresarial.

Por ejemplo, “hemos trabajado con organizaciones que estaban bloqueadas buscando el culpable exacto de un proceso con el objetivo de resolver ese punto especifico y con la formulación de preguntas se dieron cuenta que, aunque el atasco se hacía visible en un área específica, era producto de toda una cadena de falta de cooperación y comunicación de diversas unidades de la compañía”, explica Triana.

Según The International Personnel Management Association, la capacitación por sí sola puede mejorar el desempeño en un 22%, pero la formación acompañada de un proceso de Coaching mejora el desempeño en un 88%.

Superar la tiranía del día a día y ver futuro

Una pregunta que usted como lector, se puede estar haciendo en este momento es para qué usan las empresas un proceso de coaching. Los expertos dicen que la respuesta es un abanico de opciones que van desde superar vacíos en la comunicación del departamento de ventas con el de entregas hasta descubrir formas de lidiar con el temperamento de algunos miembros del equipo.

Según Diana Rivera, directora de la Fundación Ellen Reigner de Casas que ayuda a niños, niñas, adolescentes, mujeres y hombres con cáncer de escasos recursos, “el coaching de equipos nos sirvió para crecer como equipo de trabajo, mejorar nuestra comunicación, descubrir formas asertivas de decir lo que de verdad sentimos y pensamos. En especial, encontramos formas para que el día a día, no consuma todos nuestros esfuerzos y planear lo ejecutado en los tiempos previstos”

El coaching suministra herramientas a los equipos de trabajo para mejorar su rendimiento y ver esos aspectos de su vida laboral y profesional que pasan inadvertidos en el día a día.

Otro ejemplo es la empresa Construcciones Ulloa que realizó un proceso de coaching para buscar nuevos horizontes de negocio apostando por la innovación, “reunimos al equipo para pensar en los planes de la compañía con una metodología ágil y divertida. Es fascinante ver como los juegos y las actividades lúdicas generaron un aprendizaje diferente que nos permitió conectar los objetivos empresariales con el corazón y la mente del equipo directivo. Definitivamente una de las mejores inversiones que hemos hecho”.

Un sector donde según los expertos es urgente abrir espacios de intervención de equipos es el de clínicas y hospitales porque tanto el paciente como la familia demandan atención, lo cual, requiere de altas dosis de inteligencia emocional por parte del equipo médico.

“En el Hospital Universitario La Samaritana, el coaching nos permitió trabajar con un equipo de responsables de la atención oncológica quienes aseguraron que, por primera vez, tuvieron un espacio de hablar abiertamente de lo que implica para ellos ver a diario fallecer personas o empeorar día tras día, a pesar de estar haciendo todo lo que pueden”.

¿Qué hace un coach profesional?

 Aprenda a identificar un coach profesional mientras trabaja en su organización. Dado que el significado básico de coaching es entrenamiento. El coach acompaña al cliente para conseguir su objetivo personal o profesional en un periodo corto de tiempo, de 6 a 10 sesiones de dos horas. Cada sesión con un objetivo por lo cual, con esta metodología siempre se van viendo los avances.

  • Observa agudamente las acciones del equipo
  • Pregunta ayudando a ver nuevos ángulos de la situación
  • Nunca interviene en las decisiones del equipo
  • Aborda el significado del lenguaje oral y corporal
  • Identifica competencias individuales
  • Logra integrar de manera armónica diferentes puntos de vista
  • Escucha al equipo sobre el objetivo del trabajo
  • Elabora con el equipo herramientas y el plan de acción
  • Realiza con el equipo la lista de resultados deseados
  • Acompaña durante y después del proceso de coaching
Constanza Triana, coach certificada.

5 situaciones perfectas para un proceso de coaching

Si como directivo usted quiere:

  1. Mejorar las relaciones entre líderes y colaboradores

Todos tenemos diferentes gustos, opiniones, pensamientos y actitudes. El coaching permite que los colaboradores aprendan a ver la diferencia como motor y generen acuerdos para trabajar en pro de las metas comunes.

  1. Sintonizar la misión y visión corporativa con las de cada colaborador

Hot día hay que entender que las lógicas han cambiado, la gente ya no sueña con pensionarse y ser feliz mañana, la gente quiere ser feliz cada día y eso requiere encontrar puntos en común entre su trabajo y su vida personal.  Promover el gusto por aprender

Ser consciente de que hay otros caminos es la herramienta más poderosa para crecer. Hoy más que en cualquier otro momento de la historia es vital desaprender y ser flexible ante nuevas formas de hacer los procesos.

  1. Liberar potencial

Todos los colabores tienen talentos y potenciales diferentes. Pero muchas veces, ellos son los últimos en darse cuenta, así que el líder puede ayudarles a ver lo que aún desconocen en ellos mismos.

  1. Motivar hacia el cumplimiento del logro  

Cumplir las metas implica moverse. Pero a veces, cuando los retos se ven muy grandes generan parálisis en los equipos. En esos casos llevar juegos con propósito activa desde la diversión nuevos caminos para aceptar los desafíos y verlos posibles.

“Los equipos de trabajo son el motor de las empresas, el seguimiento después de un proceso de coaching es vital para mantener y elevar aún más el potencial de sus líderes y colaboradores” concluye la experta Constanza Triana coach certificada y directora de Vera Ikona.


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here