ROQUE BETANCUR EL HIJO DEL DESPECHO

0
374

Desde cuando era niño y recorría montañas, valles y quebradas de su natural Ituango, donde ahora se construye la hidroeléctrica más grande del país, Roque de Jesús Betancur Arango cantaba temas vallenatos de Diomedes Díaz, El Binomio de Oro, canciones tropicales de Pastor López, Rodolfo Aicardi y El Combo de las Estrellas, pero sobre todo le fascinaban las de Luis Alberto Posada, el Charrito negro y Darío Gómez.

No dejaba por fuera los clásicos de Vicente Fernández y Antonio Aguilar, tampoco los temas de Los Tigres del Norte y en diciembre se identificaba con las canciones parranderas que tanto han hecho gozar los fines de año en su tierra.

En hojas de cuadernos que le habían quedado blancas de su escuela, escribía poesías o canciones a las muchachas del sector y a sus primeras novias.

Desde muy joven goza, también, de un buen sentido del humor. “Es que yo llegué como regalo de Navidad a mi casa”, dice porque nació el 24 de diciembre de 1975.

Le han servido sus vivencias, escuchar a sus amigos y caminar. “Es que de andar pelao y de estar despechado creo tener una maestría”, dice mientras suelta una carcajada que alcanzan a escuchar en toda la comuna 13 de Medellín.

Roque es un auténtico cantante de música. Foto Óscar Serna producciones.

“Tal vez no tenga tocayo. Creo que soy el único en llamarme Roque de Jesús y las muchachas prefieren decirme “chuchito” porque les parece más cariñoso y porque Roquecito sólo me llamaba una tía”, explica.

Por tantas experiencias y de componer canciones tristes, llenas de angustia, bohemia, tristeza y traición, lo llamaron como “El hijo del Despecho”. Así lo conocen en casi todos los pueblos de Antioquia a donde ha llevado la música e incluso, en las emisoras, piden la canción como “el tema del hijo de Darío Gómez”.

“Yo al maestro Darío lo respeto mucho y creo que es un verdadero ídolo en Colombia y una leyenda en cuanto a música popular se refiere. Es el rey”, explica.

Por ahora promociona canciones como “Así vivo sufriendo” y “Travieso”.

“Tengo unas cien canciones preparadas y espero darlas a conocer en poco tiempo”, comenta, mientras sostiene que acaba de firmar un contrato internacional para su promoción y representación con la empresa de Óscar Serna en Medellín.

“Mientras haya sentimientos siempre habrá despecho y creo que todos los colombianos somos unos despechados completos”, concluye.

 

 

 

 

 


Lea también:

“CHUPANDO” CON ALFREDO GUTIÉRREZ

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here